Atienza y su entorno.

  1. ATIENZA
  2. ALREDEDORES
  3. LA CABALLADA

Ciudad medieval que conserva importantes monumentos de distintas épocas y pintorescos rincones, siendo destacada su arquitectura religiosa románica. Atienza posee un afamado reconocimiento por la celebración de la tradicional Caballada desde hace 800 años, el domingo de Pentecostés, catalogada como Fiesta de Interés Turístico Nacional. Otro de los muchos atractivos que tienen Atienza y su tierra es su gastronomía. Al igual que en otras zonas de Castilla-La Mancha el rey de la mesa es sin duda el asado, ya sea cordero o cabrito, y los de esta zona tienen merecida fama, aunque la oferta se amplía con otras delicias culinarias principalmente tradicionales.

Destacamos entre sus monumentos:

Casa Encarna

Castillo
De origen musulmán, durante la Reconquista de España fue conquistado varias veces por ambos bandos. Almánzor ocupo este castillo, que le fue arrebatado por Sancho García. Según el romance del Mío Cid, este paso por delante de la fortaleza durante un periodo que se encontraba bajo el dominio musulmán. La fortaleza fue recuperada finalmente por Alfonso Vl.
Disponia de dos murallas, la primera protegía el recinto interior y la segunda protegía toda la piedra sobre la cual se levanta la torre, el recinto interior y el recinto exterior o patio de armas. Solo se conserva un tramo de muralla y las bases del resto.

Casa Encarna

Conjunto arquitectónico
Sus calles albergan inmuebles de diferentes siglos, que aguantan al paso del tiempo. En las fachadas de muchos de estos se pueden contemplar los escudos de armas de diferentes importantes familia nobiliarias de Atienza, en las fachadas de impresionantes casonas.
Gran parte de la arquitectura civil que ha resistido al paso de los tiempos se encuentran situadas en las dos plazas más importantes del pueblo: la plaza de España y la plaza del Trigo.

Casa Encarna

Iglesia de San Juan
San Juan del Mercado, con fachada a nuestra Plaza del Trigo y flanqueada por el famoso Arco de Arrebatacapas en la muralla, es la única parroquia que ahora tiene la villa. Tiene tres naves y cinco tramos entre columnas. El arco de la puerta es de medio punto y en su parte superior se encuentran 3 oculos.
El retablo mayor es de gran interés cargados de formas barrocas del siglo XVII, ajustadas al marco del ábside y al remate de la bóveda. En el coro hay un órgano del XVII que ha sido restaurado hace algunos años debido a su deterioro y un facistol de madera de nogal.

Casa Encarna

Iglesia Museo Santísima Trinidad
Iglesia museo de arte Sacro-Religioso y el museo de la Cofradia de La Caballada, alvergando de esta la bandera original, escritos y documentos de la misma, así como fotografias de diferentes epocas. Posee un magnífico ábside románico del siglo XII, con ventanales rasgados y capiteles de interesante ornamentación sobre columnas laterales de Matías de Torres.

Casa Encarna

Sigüenza
Situado a 30 kilómetros, la noble villa de Siguenza y su Conjunto Histórico Artístico declarado, se te presentan como una visita obligada en todos los ámbitos, la cultura es un agente dinamizador de la ciudad y puedes participar de ella de diversas maneras. Recomendamos su castillo, la Casa del Doncel, el Archivo Histórico, el Museo Diocesano y la Catedral También son destacables en sus alrededores el castillo de Riba de Santiuste o el conjunto histórico-artístico de Palazuelos.

Casa Encarna


Parque Natural Barranco del Río Dulce

La Hoz de Pelegrina en el Parque Natural del Barranco del Río Dulce, en las Altas Tierras de Sigüenza también es un lugar cuya visita es recomendada por su riqueza y variada biodiversidad además de por su estado de conservación. Hoz labrada en una paramera cárstica de edad jurásica y cretácica, típica de la Alcarria Alta, y característicamente cubierta de encinares, quejigales, reductos de sabinar albar y de rebollar, cambronales, aliagares, esplegares y tomillar-pradera. El río Dulce cuenta también con barreras y terrazas travertínicas, así como con un meandro encajado y abandonado.

Casa Encarna

Palazuelos
Este Conjunto Histórico Artístico a la que llaman la Ávila alcarreña destaca precisamente por su completo círculo de murallas, que encierran totalmente la villa y en su extremo la fortaleza. Pero además entre abundantes casonas de piedra arenisca roja, con múltiples esgrafiados adornando sus paredes nos encontramos otros hitos como la iglesia parroquial de San Juan, con portada románica muy sencilla, o la plaza con una histórica picota reconstruida. Un ambiente de ruralismo digno y curtido se respira al andar por sus calles. En las cercanías está Pozancos, con su iglesia románica, y Ures, con un interesante taller de diseño.

Fuente: http://www.turismocastillalamancha.com
Casa Encarna

La Caballada de Atienza, se celebra el Domingo de Pentecostés desde 1162 y conmemora la liberación, por parte de un grupo de arrieros, del rey Alfonso VIII siendo niño, cuando su tío Fernando II de León pretendía arrebatarle el trono. Está declarada Fiesta de Interés Turístico Regional desde el 11 de febrero de 1986, y de Interés Turístico Nacional.

Comienza sobre diez de la mañana en casa del Prioste, aunque ya la tarde anterior los hermanos de la Cofradía de la Santísima Trinidad van andando hasta la ermita de la Estrella vestidos con trajes castellanos de pana oscura, grandes capas pardas y sombreros de ala ancha, acompañados de una dulzaina y un tamboril.

Casa Encarna

Al llegar las “tres mujeres” visten a la Virgen mientras los hermanos cortan el "mayo” en las inmediaciones de la ermita. Se trata de una gran rama frondosa que es adornada con profusión de roscas, naranjas, limones y frutos, que plantarán tras los actos religiosos del día siguiente. Finalizadas las labores preparatorias, los hermanos se reúnen para comer siete tortillas de vigilia, hechas con diferentes rellenos, que recuerdan las siete jornadas que emplearon los arrieros para trasladar al Rey Niño hasta Segovia.

El día grande de La Caballada es el Domingo de Pentecostés. Hacia las 8 de la mañana, los hermanos acuden en caballerías vistosamente enjaezadas a casa del "prioste", y desde allí a la del abad, y todos juntos se encaminan en romería a la ermita de la Estrella. Una vez allí, bajan de sus caballerías y comienza la procesión, siendo muy curiosa la subasta de los banzos o brazos de las andas, cotizada en celemines de trigo.

Casa Encarna

Después la misa, y más tarde plantan el "mayo" en la explanada de la ermita, comenzando la subasta de roscos y frutos que de él penden, también en celemines. Termina la subasta, se cortan las ramas del árbol y se reparten entre los asistentes.

Finalmente se procede a efectuar el baile de la Virgen, especie de jota castellana, que llevan a cabo los hermanos, la cual se acompaña con sones de dulzaina y tamboril.

Carta Casa Encarna